Consejos para ahorrar combustible

  1. Utilice esta web para encontrar el sitio donde pagar menos por su repostaje. No busque más lejos de lo que deba.
  2. Compre combustible durante la mañana y de madrugada, cuando las temperaturas son más bajas, estas son más densas. Las bombas de combustible miden y cargan según el volumen, no según la densidad. Por la mañana, el volumen que usted compre será más denso: estará adquiriendo más gasolina sólida que vapores por el mismo dinero.
  3. Use las tarjetas de crédito de las gasolineras algunas le ofrecen descuentos de 5%.
  4. Cargue gasolina en las estaciones más concurridas. Las gasolineras con mucha afluencia de clientes rellenan sus tanques a menudo. Las estaciones con menos tráfico no lo hacen con tanta frecuencia, y por eso sus tanques pueden contener cierta cantidad de combustible viejo contaminado. La gasolina más vieja es pobre en combustible y rendimiento.
  5. Gira 180ยบ la boquilla de la bomba al acabar de cargar.Esto puede añadir hasta 120ml a su tanque. Si colocas el coche con la tapa del depósito en el lado contrario al del tanque obligas a pasar la manguera por encima del maletero. Al hacerlo, se levanta la manguera y cae toda la gasolina que has pagado; evitando que se quede en la manguera.
  6. Deje de usar gasolina de altos octanos. La gasolina de altos octanos es más cara que la normal. Si el motor de su coche no hace ruidos anormales, use gasolina normal sin plomo.
  7. Evite los incrementos de consumo de combustible:
    • El uso del portaequipajes de techo, aún estando éste vacío, puede incrementar el consumo normal del vehículo de 2 a 35%
    • El uso del aire acondicionado aumenta entre un 10-20% el consumo de combustible.
    • Tener las ventanillas abiertas aumenta la resistencia con el aire del vehículo, aumentando con ello el consumo, ya que le cuesta más trabajo al auto avanzar. Suponen a 120 km/hora un incremento del 7%. Con el techo abierto de arriba el consumo puede incrementarse en un 10%.
    • La presión de los neumáticos por debajo de lo normal aumenta el consumo por el mayor rozamiento del vehículo con el suelo, además de desgastar más los mismos. (por cada 0,3 libras menos de presión se aumenta en un 3% el consumo)
    • Luneta térmica incrementa un 5% el gasto de combustible.
  8. En trayectos muy cortos el consumo se dispara. En estos casos es recomendable utilizar el transporte público.
  9. Estilo de conducción.Puede hacer que ahorremos hasta un 40% en combustible:
    • Arrancar el motor sin acelerar y comenzar la marcha lo antes posible.
    • Utilizar marchas prolongadas (en motores a gasolina el cambio de velocidad debe hacerse cuando estamos entre 2,000 y 2,500 revoluciones y en motores diesel entre 1,500 y 2,000).
    • Cuando estamos acelerando, se debe cambiar a la marcha más larga lo antes posible y al reducir de la manera más lenta posible. (Un motor en marcha corta y revolucionado consume mucho más).
    • Evitar velocidades elevadas con aceleraciones y deceleraciones bruscas (no tocando el freno); anticipándose a las situaciones, así mantendrás la velocidad constante. Cada kilómetro por hora que sobrepases de los 100 Km/h, aumenta el doble en tanto por ciento que si fueras a 100km/h. Por ejemplo si vas a 140 km/h estarás gastando un 80 % más de gasolina que si fueras a 100 km/h.
    • En paradas de más de 1 minuto conviene apagar el motor.